RAMPA NIVELADORA ELECTRO HIDRÁULICA MUELLE DE CARGA

Las rampas elevadoras, están diseñadas para salvar la distancia o desnivel existente entre el muelle de carga y la caja del camión. De este modo, se hace un puente entre ambos para poder acceder a la caja del camión con cualquier elemento provisto de ruedas (carros, transpaletas, toros, carretillas, etc.) Las rampas niveladoras para muelles de carga se caracterizan por tener un manejo muy intuitivo que se aprende fácilmente, y por ser muy robustas; la estructura está diseñada para soportar cargas puntuales superiores a las nominales y admite hasta 10 centímetros de desnivel transversal del vehículo. Existen dos modelos muy estandarizados: Rampa de uña abatible y de uña retráctil, ambos modelos diseñados con el mismo propósito, dependiendo de las circunstancias concretas se aconseja uno u otro modelo.

Uña abatible: (Rampa niveladora abatible)

Rampa niveladora con uña abatible que apoya en el camión, cosa por la cual su funcionamiento es muy sencillo. Va equipada con un sistema hidráulico secuencial que permite el control automático de todos los movimientos. Además, dispone de una válvula de seguridad, regulador de velocidad y anti-caída dentro de los cilindros principales.

En el cuadro de la plataforma, lleva un solo pulsador que al ser pulsado, la plataforma sube hasta su totalidad. Una vez llega a su máximo recorrido, se deja de accionar el pulsador y, automáticamente, la plataforma desciende hasta apoyar en el camión. No se puede regular la entrada de la uña en la caja por ser abatible, SEGÚN LA DISTANCIA A QUE HAYA ATRACADO CON RESPECTO A LOS TOPES, LA  UÑA APOYARA UN COTA U OTRA

Una vez la uña queda apoyada en la caja, se puede transitar por la parte superior ya que la rampa, en todo momento, acompaña en altura al camión, tanto si baja como si sube la suspensión al cargar o descargar.

Esta plataforma está diseñada para colocarla en obras de muelles exteriores o muelles donde las puertas cierren encima de las plataformas.

Existen varias medidas estándar de rampa y se pueden realizar a medida del foso existente. Cubrimos desde 2000 hasta 4500 mm de longitud con anchos de 1.800, 2.000 y 2.200 mm. El largo de uña estándar es de 400 o 500mm.

Uña retráctil:

Esta rampa está de igual modo concebida para la carga y descarga de camiones pero tiene una serie de prestaciones que no encontramos en la anterior. Permite el cierre de la puerta seccional o enrollable por delante de la plataforma, de modo que ésta queda en el interior de la nave evitando las pérdidas de temperatura, entrada de suciedad, polvo, animales, etc.

 

Gracias a la gran longitud de la uña, esta rampa es ideal para cargas laterales de vehículos, así como para cargar contenedores ya que permite salvar el saliente del camión o sistemas de guías elevadas como en los contenedores refrigerados de fruta.

Una vez recula el camión sobre el muelle, presionamos el pulsador de subir hasta comprobar que nos encontramos por encima de la caja del vehículo, entonces, accionamos un segundo pulsador que hace que la uña se extienda lo necesario para un buen apoyo en el camión. En el caso de que el vehículo fuese muy cargado, se apoyará lo necesario para poder sacar los primeras paletas y, una vez realizada dicha maniobra, podremos extender el tramo de uña y así trabajar con más seguridad. Una vez hecho esto, existe un tercer pulsador para recoger la uña y, de este modo, la rampa se coloque en posición de reposo.

Esta rampa está diseñada para instalaciones más estancas (frío, calor, insectos, etc.). Gracias a la uña retráctil, la puerta puede cerrar por delante de la rampa, con lo cual , la rampa queda dentro de la instalación. Se trabaja con medidas estándar y se puede realizar también a medida para adaptarnos a fosos existentes.

El largo de uña estándar es de 500 o 1.000 mm En ambos modelos, se puede trabajar con varios fosos: empotrados, autoportantes y Box Model (encofrado perdido.